23.10.06

Abrazo en Familia 06

Abrazo en Familia 06 Con el presente material, que ponemos en manos de miles de agentes evangelizadores, nos disponemos a vivir una nueva y singular vivencia en esta XVII edición del Abrazo en Familia. Contamos con una riquísima experiencia de dieciséis años de historia, pero tenemos además nuevos motivos para estimular un trabajo más profundo y perseverante en el acompañamiento pastoral a la familia venezolana. El documento "lglesia y Familia: Presente y Futuro", emanado de la tercera sesión del Concilio Plenario, fue ratificado o reconocido en su totalidad por la Santa Sede. Eso significa que todas sus líneas se convierten en herramientas legítimas para nuestro trabajo pastoral y entran con plena vigencia en la presente edición del Abrazo en Familia. Hemos tenido además el V Encuentro Mundial de las Familias, cuya masiva respuesta representa un estímulo a la esperanza en el futuro de la familia y a no tener miedo frente a las nuevas amenazas. Este encuentro mundial constituye en mayor grado un llamado a cada Iglesia y a cada comunidad cristiana a poner en práctica una pastoral familiar que sea coherente con los grandes desafíos que se nos están presentando. Una pastoral familiar que se haga presente allí donde está y donde vive la familia. Una pastoral familiar que sea capaz de acompañar a la familia en el descubrimiento y vivencia de su fe, sin lo cual la evangelización de la sociedad se nos volvería una tarea casi imposible. El tema propuesto por el Papa para este V Encuentro Mundial, "La familia transmisora de la fe", coloca a la familia, hoy más que nunca, "ante su nobilísima e ineludible misión de transmitir la fe, que implica la entrega a Jesucristo, muerto y resucitado, y la inserción en la comunidad eclesial. Los padres son los primeros evangelizadores de los hijos, don precioso del Creador (cf. GS 50)". Nuestro trabajo pastoral en esta Semana de la Familia 2006 nos llevará necesariamente a la defensa de la estructura esencial y constitutiva del matrimonio como unidad indisoluble entre la pareja hombre y mujer y ordenado por su misma naturaleza a la generación y educación de los hijos ( Canon 1055 ). Tarea de nuestra pastoral ha de ser ayudar a la familia a vivir esa íntima comunión de vida de la pareja, asistiéndola en las eventuales situaciones de conflictos; y en su ineludible misión de educadores de sus hijos han de contar igualmente con el acompañamiento de la pastoral familiar. Que Dios esté con todos nosotros en esta gran empresa. + Mons. Ramón Antonio Linares S. Presidente Comisión Episcopal Familia – Infancia PRESENTACIÓN Para llegar al discernimiento de algunas orientaciones pastorales, se ha tenido en cuenta un diálogo desde la fe con las realidades de la familia venezolana que se presentan como retos, tales como promover la figura integral del padre; construir parejas consistentes, que, unidas por el amor y el compromiso, sean generadoras de familias; ayudar a afrontar y resolver los conflictos; ampliar y reforzar la pastoral familiar, en particular la preparación al sacramento del matrimonio, el acompañamiento a la vida familiar y la atención a familias en situaciones especiales. (Concilio Plenario de Venezuela, Iglesia y Familia: Presente y Futuro, 4) El pasado 7 de 0ctubre quedará en la historia de nuestra Iglesia Venezolana como una fecha de especial significación con la clausura oficial del Concilio Plenario de Venezuela. En efecto, a distancia de algunos años de su preparación y realización, se nota cómo la reflexión conciliar ha comenzado a orientar la pastoral, y lo decimos, por supuesto, pensando sobre todo, en la Pastoral Familiar, pero la observación vale también para las otras pastorales. Por eso nuestra Semana de la Familia 2006 quiere retomar los grandes retos pastorales por del Documento Conciliar “Iglesia y Familia: Presente y Futuro”, para convertirlos en las grandes metas de la Pastoral Familiar del futuro. Se trata de consolidar lo que se está haciendo, pero, también, de promover los servicios familiares en el nivel de Iglesia parroquial y de base, allí donde está la familia. De esta forma enfrentamos problemas que en nuestro país tienen raíces históricas muy hondas a los que se añaden otros nuevos, que son fruto de los cambios culturales que afectan directamente a la institución familiar. Los Padres Conciliares, han tenido el valor de asumir nuestra realidad familiar así como es, con sus valores, características y desafíos relacionados con una estructura en la cual son débiles la figura paterna y la estabilidad de la pareja. En efecto, la familia venezolana gira alrededor de la mujer madre que es un pilar con una fortaleza extraordinaria. “En muchas familias el hombre desertó. Según CEPAL sin la abnegación de esas madres que se quedaron para defender la familia, la pobreza sería un 10% mayor a la actual. Su vida es muy dura…..tiene la triple tarea de hacerlo bien en el trabajo, hacerlo bien en el hogar y preocuparse por los niños” ( Bernardo Kliksberg, Universal 19-07-2006 ) Además de seguir apoyando la figura paterna en nuestros hogares, de ir preparando a los novios, para que construyan hogares estables; de multiplicar centros de apoyo a la familia para que logre superar sus conflictos y de seguir formando una nueva generación de agentes, es urgente anunciar el Evangelio de la familia construida sobre el matrimonio heterosexual, abierto a la vida y para toda la vida. Para que eso sea posible la familia necesita condiciones propicias y todos tenemos que trabajar para crear esas condiciones. Esta familia es la primera educadora y primera responsable de la educación de sus hijos (Art. 76.de la Constitución ), por eso “la iglesia impulsa el matrimonio y defiende el protagonismo irreemplazable de la familia que, por derecho natural , tiene la función de procreadora, educadora , y formadora de comunidad de amor y vida “(Concilio Plenario de Venezuela . Iglesia y Familia: Presente y Futuro No. 31) “Partiendo de derechos naturales indiscutidos la legislación de todos los países, con excepción de los estados totalitarios antiguos y modernos, reconoce a los padres un conjunto de derechos y les impone a la vez una serie de deberes que configuran la llamada patria potestad (Maria Cristina Guzmán III Congreso Internacional Para la Familia de las Américas). La familia presenta problemas ancestrales, como ya hemos señalado anteriormente, y también situaciones novedosas que atentan contra su identidad originaria. Y es por eso, que el Papa Benedicto XVI, ante representantes de la Comunidad Europea, ha enfatizado con fuerza y claridad, los aspectos “no negociables” como son: “protección de la vida en todas sus fases, desde el primer momento de su concepción hasta su muerte natural; reconocimiento y promoción de la estructura natural de la familia como una unión entre un hombre y una mujer basada en el matrimonio, y su defensa ante los intentos de hacer que sea jurídicamente equivalente a formas radicalmente diferentes de unión que en realidad la dañan y contribuyen a su desestabilización, oscureciendo su carácter particular y su papel social insustituible; la protección del derecho de los padres a educar a sus hijos.” Estos son los grandes desafíos que deseamos ver asumidos no sólo por la comunidad eclesial, sino, también por todos los hombres y mujeres de buena voluntad. Pbro. Aldo Fonti Director del Departamento de Pastoral Familiar e Infancia Conferencia Episcopal Venezolana METODOLOGÍA: EL TALLER REFLEXIVO Características del Taller Reflexivo El taller reflexivo es, ante todo, una metodología participativa, no expositiva o magistral. Se comienza con la fase de motivación/sensibilización, a partir de la cual los participantes reflexionan, ponen en común sus aportes y dialogan para lograr un compromiso de acción de acuerdo a sus propios "saberes" y experiencias. Cada grupo seguirá su propio camino. La escucha en el taller reflexivo es una escucha activa, no un silencio. La escucha activa admite preguntas, anotaciones, contrastación de opiniones, etc. Lo esencial es que el facilitador no imponga sus puntos de vista al grupo, sino que "facilite" su proceso. Finalmente, el taller reflexivo no es una sesión de terapia; por lo tanto, se pueden presentar experiencias propias pero no se profundiza en asuntos personales o íntimos. Recursos complementarios Hay muchas herramientas que enriquecen el trabajo con grupos de reflexión. Como referencia, mencionamos: Sociodrama: Representación (actuada o leída) que pueda ser realizada por el grupo Cartelera, ilustrando el tema tratado Concursos de dibujos, textos u otros Publicación que mantenga la cohesión del grupo en el futuro: boletín, lista de correo electrónico, página web Música, radio/TV, películas, diapositivas Actividades que proyecten hacia la comunidad los compromisos e iniciativas que surjan de las reuniones Celebraciones en familia o en el grupo: religiosas, culturales, lúdicas Especialistas invitados Intercambios con otros grupos similares Un buen Facilitador es... un comunicador, usando un lenguaje que el grupo entienda fácilmente. un animador y motivador para todos. cálido y sincero en el trato con los demás, y auténtico en la expresión de sus propios sentimientos. atento a las reacciones de cada uno, y capaz de ponerse en el lugar del otro. respetuoso de las intervenciones de los participantes. abierto a compartir el liderazgo con otros, controlando sin autoritarismos. promotor de la cordialidad y espontaneidad entre los presentes. claro en sus aportes, y preciso en la síntesis y cierre de la reunión. y, sobre todo...... el mejor preparado y más entusiasta del grupo. LA ESTRUCTURA DEL TALLER REFLEXIVO Sus partes y duración de cada segmento, para un taller de dos horas Fase previa: El acuerdo de trabajo (Reglas del juego definidas, y recordadas): METODOLOGÍA: Taller: ”Construir juntos” ideas, sugerencias, propuestas y compromisos respecto al tema. NORMAS: 1.- Respetar el orden de palabra, como parte del deber de escucharse mutuamente. 2.- Respetar las opiniones de los otros y llegar a un compromiso consensuado. 3.- No exponer asuntos íntimos; el taller no es una sesión de terapia. A. Fase de motivación/sensibilización inicial o preliminar (15 minutos) Se utilizan los elementos motivadores. Esta fase es sólo una preparación para la reflexión y la plenaria, de allí su nombre de “inicial” o “preliminar”. B. Fase de reflexión individual o en subgrupos (25 minutos) Etapa en la que se le asigna al grupo o subgrupos una labor para realizar allí mismo, recogiendo con claridad y precisión los resultados que se pondrán en común en la plenaria. C. Fase de recolección de datos o informes (20 minutos) Se comparten los informes o elaboraciones que se realizaron, en forma oral y con todo el grupo. El Facilitador anota la producción expuesta, en un cuaderno, pizarrón o rotafolio. D. La plenaria (45 minutos) “Reflexión grupal” y debate del grupo en pleno, teniendo en cuenta los aportes brindados por los participantes. Es la parte más significativa y voluminosa del taller. (Puede ser más extensa, preferiblemente con cortes de descanso.) E. La devolución y los aportes (15 minutos) Es la conclusión del taller reflexivo. En la devolución, el Facilitador le brinda al grupo retroalimentación, señalándole los elementos más significativos trabajados. Luego, anexa sus aportes, unas anotaciones breves sobre el tema a modo de “micro conferencia”. El compromiso "Por sus frutos los conocerán" (Mateo 7, 16) Lo deseable es que la participación en un taller o reunión, a través del proceso de reflexión y puesta en común de los aportes, lleve a los miembros del grupo a asumir el compromiso de realizar cambios positivos y acciones concretas. Por ello, se incluye una Propuesta de Acción en el tema de cada día. EVALUACIÓN Se sugiere realizar una pequeña evaluación al final de cada sesión, o al principio de la siguiente con respecto a la anterior: ¿Te pareció importante el tema? ¿Qué puntos consideraste más relevantes en esta reunión? ¿Cómo te sentiste? ¿Participaste activamente? ¿Recibiste información que no conocías? ¿Notaste algún cambio en tus ideas u opiniones con respecto al tema tratado? ¿Cuál es tu compromiso? ¿Tienes alguna sugerencia? (No más de 15 minutos de duración) Preparación de los Facilitadores Preparación Remota: Ver carpetas "Documentación" y "Presentaciones" en el CD. Preparación Próxima: Ver la sección "Lectura previa", en cada Tema de esta Guía. Preparación Inmediata: Ver la sección "Propuestas para el Taller", en cada Tema. Estrategias metodológicas A nivel Familiar Se sugiere realizar un círculo familiar donde participen todos los miembros del grupo, para intercambiar ideas sobre el material propuesto u otras experiencias relevantes al Tema. De común acuerdo, eligen el día, hora y lugar de la reunión y quién va a dirigir dicha reunión, la cual se inicia con una oración. Es conveniente utilizar un elemento para la motivación/sensibilización inicial (palabras habladas o grabadas, lectura, tema musical, proyección, video, película, etc.) que facilite y oriente el diálogo sobre el Tema del día. Al final, se desarrollan las conclusiones y se invita a asumir un compromiso (individual o grupal), culminando la reunión con una oración y un fuerte y cálido "Abrazo en Familia". A nivel Parroquial, Educacional y Comunitario Tras la motivación, se propone el uso de métodos como: Trabajo individual y grupal. Analizar y comentar lecturas dirigidas. Seleccionar frases en las lecturas, escribirlas y comentarlas. Plenaria, mesa redonda, panel, conferencias, foros, cineforos. Lluvia de ideas. Concursos de: afiches, carteleras, artículos, refranes, dibujos, fotografías, y otros. Investigar y/o escribir historias. Exposiciones. Testimonios. Reflexiones. Canciones. Para culminar la Semana se invita a celebrar la comunión familiar de vida y amor en Jesucristo: la Celebración de la Eucaristía. Es importante la libre creatividad, aunque manteniendo siempre las líneas maestras de la Campaña Nacional: Identificación institucional, Imagen y Lema, y el Tema de cada día. Por lo demás, cada Facilitador es el más indicado para adaptar el contenido y metodología de la Campaña a las circunstancias, nivel y edad de su(s) grupo(s). Tema 1 rescatemos la figura integral del padre Objetivo del Día: Resaltar los valores de la figura paterna, promoviendo y celebrando su presencia en la familia. Lectura previa Concilio Plenario de Venezuela Documento No 6, Iglesia y Familia: Presente y Futuro 3.2.1 Desafío 1: Promover la figura integral del padre. 49- Dado que la mayoría de nuestras familias generalmente están centradas en la madre, con una figura inexistente o ausente del padre, será preocupación de la pastoral familiar, con el apoyo de otros movimientos familiares, promover las celebraciones y actividades familiares que destaquen la figura del padre que comienza a aparecer en muchas actividades sociales (actividades relacionadas con la catequesis de iniciación y preparación a los sacramentos, con la educación de los hijos, la recreación y la liturgia dominical). 50- Contribuir al cambio de horizonte cultural comprometiendo al varón en las actividades cotidianas, muchas de ellas tradicionalmente reservadas a la mujer, y promoviendo la vivencia de la paternidad como forma de realización personal y social. 51- Promover actividades y campañas de comunicación que refuercen la figura del padre. 52- Orientar y acompañar a las familias en la relación entre padres e hijos, favoreciendo el encuentro y el diálogo. 53- Ayudar a la mujer a descubrir la complementariedad que le reporta la participación del varón en la vida familiar. 54- Los agentes de pastoral fomenten en los jóvenes, sobre la base de la propia experiencia, la conciencia de la necesidad del padre en la propia vida y en la de sus actuales o futuros hijos. 55- Fomentar en colegios, institutos, escuelas y centros de educación, así como en la catequesis, la incorporación de agentes masculinos. 56- Promover la participación de los hombres en las actividades eclesiales y fortalecer la celebración del Día del Padre. "En Venezuela, tenemos un modelo que predomina sobre todos los demás: la familia matricentrada. Esta modalidad de familia está constituida en su estructura interna por la madre y sus hijos... En esta estructura familiar, la madre y los hijos son lo permanente como grupo familiar, mientras que el varón no es determinante; la madre, y no la pareja, es el centro de todos los vínculos y funciona tanto en sectores populares como en sectores de clase media o alta. Aunque en términos generales es común en todo el país, no es uniforme y hay diferencias según las regiones." (CPV, IF, 7 y 8) Siguiendo el enfoque antropológico del Pbro. Dr. Alejandro Moreno, según desarrollo del Lic. William Rodríguez, podemos decir que el “machismo” del varón venezolano está generado por la mujer-madre y, en tal machismo, el varón no sólo no es la figura fuerte, sino que, sobre todo, no se vive como varón, sino como hijo y, finalmente, el nexo relacional fuerte con la madre le incapacita para la vivencia real y sólida de relaciones extra-maternales sólidas y duraderas. Esto vale tanto para la vivencia entre hermanos, como para la de pareja. Ante la madre, el varón venezolano se vive como "eterno hijo". De aparecer un padre real, bueno, en la familia venezolana podrá aparecer un esposo auténtico y ya no un “hijo”, tratado como tal por la “esposa”. Varias condiciones son necesarias para que aparezca el padre y el esposo en la Familia venezolana: ante todo, que, por la vía de la práctica y de la reflexión conjuntas, aparezca como proyecto, deseo y vida en el varón y en la hembra venezolana “la pareja”. que, progresiva pero seriamente, la comunidad que hace vida con la “pareja” de padres sostenga sus deseos, esfuerzos y logros por vivirse como auténtica pareja. y, además, se hace necesaria mucha constancia en el actuar, mucho diálogo entre los miembros de la “pareja”, y mucha paciencia y respeto mutuo. ¿Qué hay que hacer, entonces para recuperar la figura paterna? a) Destacar la importancia del padre en el desarrollo integral de los hijos. b) Intensificar la relación con el padre en las etapas infantiles. c) Que el padre ocupe un lugar más central en los procesos educativos que tienen lugar en el interior de la familia. d) Construir la conyugalidad, formando y fortaleciendo a la pareja. e) Tener a Dios como modelo de toda Paternidad-Maternidad. El derecho del hijo a tener un hogar, una familia, es negado de muchas maneras. El Papa Juan Pablo II habla de “huérfanos de padres vivos”. (Carta a las familias, 14) Tenemos el más bello reto en nuestra labor pastoral y educativa: La Familia. Y, para que nuestras familias lo sean en plenitud, que Dios nos guíe en rescatar y revalorizar al Varón como Padre y Esposo en la cultura de nuestra Familia Venezolana. Lecturas recomendadas (en el CD, "Documentación"): Concilio Plenario de Venezuela, Documento No 6, Iglesia y Familia: Presente y Futuro. P. Aldo Fonti, ''Varón, Padre y Esposo, en la Cultura de la Familia Venezolana''. José Moreno M., "La función del padre de familia". Propuestas para el Taller 1 Inicio: Oración del V Encuentro Mundial de las Familias (final del documento) Elementos para la Motivación/Sensibilización: Lectura bíblica: Parábola del hijo pródigo. (Lc, 15) Cartelera: Ilustrar las funciones del Varón, Padre y Esposo, en la Familia. Audición: Grabación, La figura integral del Padre en la Familia. Cine-foro: El padre y el hijo, "Buscando a Nemo" (2003). Elementos para el Diálogo: Concilio Plenario de Venezuela En su documento Iglesia y Familia: Presente y Futuro (Desafío 1), el CPV propone varias iniciativas para "Promover la Figura Integral del Padre". Selecciona y desarrolla con el grupo participante en el Taller las que sean más relevantes y aplicables en su caso. Comentario de la lectura bíblica En la parábola del Hijo Pródigo, se nos presentan las virtudes de un verdadero padre: respeta la autonomía del hijo, recompone el grupo familiar, corrige sus propios errores, celebra el regreso del pródigo y refuerza la autoestima del hijo que se quedó en el hogar. Preguntas para la reflexión paterna (y también materna) 1. ¿Cuánto tiempo dedico a jugar con mis hijos? 2. ¿Tengo tiempo disponible en el día para dedicar a mis hijos y comunicarme con ellos? 3. ¿Dejo que mis hijos programen en su tiempo libre mi presencia y participación? 4. ¿Programo salidas recreativo/culturales según sus necesidades sociales y educativas? 5. ¿Pregunto alguna vez a mis hijos qué necesitan de mí? Propuesta de Acción: Para el Taller 1, se propone una acción relacionada con el Rescate de la Figura Integral del Padre -en sus aspectos individual, conyugal, familiar y comunitario-, poniendo en práctica algunas de las iniciativas pastorales y sociales del CPV sobre este tema. Oración final: Invocación a San José, de S.S. Juan XXIII San José, guardián de Jesús y casto esposo de María, tú empleaste toda tu vida en el perfecto cumplimiento de tu deber. Tú mantuviste a la Sagrada Familia con el trabajo de tus manos. Protege bondadosamente a los que se vuelven confiadamente a ti. Tú conoces sus aspiraciones y sus esperanzas. Ellos se dirigen a ti porque saben que tú los comprendes y proteges. Tú también supiste de pruebas, cansancio y trabajo. Pero, aun dentro de las preocupaciones materiales de la vida, tu alma estaba llena de profunda paz y cantó llena de verdadera alegría debido al íntimo trato que gozaste con el Hijo de Dios que te fue confiado a ti a la vez que a María, su tierna Madre. Amén. "en cincuenta años, poco importará la casa, la ropa, o el carro que tuviste; pero el mundo será mejor si fuiste importante en la vida de tu hijo." (v emf) Tema 2 fortaleciendo la vida conyugal Objetivo del Día: Entender y asumir la vida conyugal como un proceso permanente de profundización y fortalecimiento del amor mutuo y familiar. Lectura previa Concilio Plenario de Venezuela Documento No 6, Iglesia y Familia: Presente y Futuro 3.2.2. Desafío 2: Construir parejas consistentes y estables que, unidas por el amor y el compromiso, sean generadoras de familias. 60- Colocar en el horizonte cultural la imagen de la pareja en sus diversas dimensiones: consistencia, estabilidad, amor y compromiso, generación de familia. 61- Crear matrices de opinión pública sobre la importancia de la pareja, haciendo énfasis en los centros de producción y difusión de la cultura. 62- Promover en los medios de comunicación campañas de concientización sobre la importancia de la pareja y lo positivo de vivir como pareja. 63- Crear conciencia y fortalecer condiciones para el crecimiento en pareja. 64- Estimular en las parroquias y comunidades cristianas la formación de grupos familiares para promover el encuentro entre la pareja, la integración familiar, la solidaridad, el respeto mutuo y la ayuda recíproca. 65- Hacer de la pareja tema frecuente en la predicación, la catequesis, la formación en grupos juveniles, los centros de educación para niños y jóvenes. 66- Favorecer la vivencia del noviazgo y acompañar a los novios en su proceso. 67- Ayudar a la madre a favorecer la formación de pareja, especialmente por parte del hijo varón. "Siendo la población de Venezuela en su mayoría católica, hay en la Iglesia una sentida urgencia de impulsar una intensa acción pastoral de evangelización para promover «matrimonios integrales», «comunidades de vida y amor», parejas «unidas por el Sacramento del matrimonio». (Cf. CEV, Exhortación Pastoral Colectiva del Episcopado sobre “Familia, Población y Justicia”, 1974, n. 48) El matrimonio: lugar de donación total fundada en el evangelio del amor. “El único «lugar» que hace posible esta donación total es el matrimonio, el pacto de amor conyugal o elección consciente y libre, con la que el hombre y la mujer aceptan la comunidad íntima de vida y amor, querida por Dios mismo que sólo bajo esta luz manifiesta su verdadero significado.” (Juan Pablo II, Exhortación Apostólica Familiaris consortio, 11) “Es el evangelio del amor la fuente inagotable de todo lo que nutre a la familia como comunión de personas.” (Juan Pablo II, Carta Gratissimam sane, a las Familias, 16) “Dios que es amor y creó al hombre por amor, lo ha llamado a amar. Creando al hombre y a la mujer, los ha llamado en el Matrimonio a una íntima comunión de vida y amor entre ellos.” (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 337) El matrimonio monógamo, a imagen del Dios monoteísta. "A la imagen del Dios monoteísta corresponde el matrimonio monógamo. El matrimonio basado en un amor exclusivo y definitivo se convierte en el ícono de la relación de Dios con su pueblo. El amor puede ser mandado porque antes es dado.” (Benedicto XVI, Carta Encíclica Deus caritas est, 11 y 14) Necesidad de la preparación al matrimonio y a la vida familiar. "En nuestros días es más necesaria que nunca la preparación de los jóvenes al matrimonio y a la vida familiar (...) La experiencia enseña que los jóvenes bien preparados para la vida familiar, en general van mejor que los demás... La Iglesia debe promover programas mejores y más intensos de preparación al matrimonio, para eliminar lo más posible las dificultades en que se debaten tantos matrimonios y más aún para favorecer positivamente el nacimiento y maduración de matrimonios logrados." (Juan Pablo II, Exhortación Apostólica Familiaris consortio, 66) Preparación Remota, Próxima e Inmediata al Matrimonio. El Concilio Plenario de Venezuela ofrece disposiciones pastorales amplias, en Iglesia y Familia: Presente y Futuro (81-84), respecto a las etapas de Preparación al Matrimonio. Fortalecimiento del amor conyugal en la vida diaria. "El momento fundamental de la fe de los esposos está en la celebración del sacramento del matrimonio, que en el fondo de su naturaleza es la proclamación, dentro de la Iglesia, de la Buena Nueva sobre el amor conyugal... Dentro y a través de los hechos, los problemas, las dificultades, los acontecimientos de la existencia de cada día, Dios viene a ellos, revelando y proponiendo las «exigencias» concretas de su participación en el amor de Cristo por su Iglesia, de acuerdo con la particular situación -familiar, social y eclesial- en la que se encuentran." (Consejo Pontificio para la Familia, La familia cristiana: Una buena nueva para el tercer milenio) También deben ser mencionados: la "competencia mutua", como fuente de conflictos, y el "respeto mutuo", como fuente de crecimiento. Lecturas recomendadas (en el CD, "Documentación"): Concilio Plenario de Venezuela, Documento No 6, Iglesia y Familia: Presente y Futuro. Consejo Pontificio para la Familia, La familia cristiana: Una buena nueva para el tercer milenio. Propuestas para el Taller 2 Inicio: Oración del V Encuentro Mundial de las Familias (final del documento) Elementos para la Motivación/Sensibilización: Lectura bíblica: Creación del hombre y de la mujer como una sola carne (Gn 1, 26-27); Bodas de Caná (Jn 2, 1-12); la Nueva Alianza de Cristo y de la Iglesia (Ef 5, 31-32). Cartelera: Ilustrar la travesía de los cónyuges, desde el noviazgo hasta la ancianidad. Audición: Grabación, Fortalecimiento de la Pareja. Cine-foro: La pareja frente a frente, "Kramer vs. Kramer" (1979). Elementos para el Diálogo: Concilio Plenario de Venezuela En su documento Iglesia y Familia: Presente y Futuro (Desafío 2), el CPV propone varias iniciativas para "Construir parejas consistentes y estables que, unidas por el amor y el compromiso, sean generadoras de familias." Selecciona y desarrolla con el grupo participante en el Taller las que sean más relevantes y aplicables en su caso. Taller "Fortalecimiento de la Pareja" En la carpeta "Presentaciones" del CD, se encuentra esta proyección de diapositivas, que es una referencia útil para la organización de talleres donde no los haya. Preguntas para respuesta individual y conversación en grupo La misma presentación Taller Fortalecimiento de la Pareja contiene ocho Temas básicos que pueden servir de guía para una lluvia de ideas o conversación en grupo. Tarea colectiva Crear un "Directorio" local de Encuentros/Jornadas para Novios o Cónyuges, y divulgarlo. Propuesta de Acción: Para el Taller 2, se propone una acción relacionada con mejorar la propia relación conyugal y/o llevar a la práctica algunas de las iniciativas pastorales del CPV sobre este tema. Oración final: Lectura en común de la Escritura. "Nadie menosprecia a su propio cuerpo, sino que lo alimenta y lo cuida. Así hace Cristo por la Iglesia, por nosotros, que somos los miembros de su Cuerpo. ‘Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos serán una sola carne’. Éste es un gran misterio: y yo digo que se refiere a Cristo y a la Iglesia. En cuanto a ustedes, cada uno debe amar a su mujer como a sí mismo, y la esposa debe respetar a su marido." (Ef 5, 29-33) "todo matrimonio verdadero contiene la historia de una unión de amor posible y única, con una llamada de dios a ambos esposos, una oferta de compañía, luz y fuerza para adentrarse en la unión conyugal, para conservarla, hacerla crecer o restaurarla de sus desgastes." (javier escrivá ivars - v emf) Tema 3 los conflictos en la familia Objetivo del Día: Detectar los conflictos familiares más comunes y ayudar a buscar vías de posible solución. Lectura previa Concilio Plenario de Venezuela Documento No 6, Iglesia y Familia: Presente y Futuro 3.2.3. Desafío 3: Ayudar a afrontar y resolver los conflictos provenientes tanto del interior de la familia cuanto de los ámbitos sociales, políticos y económicos que inciden en ella. 68- Toda familia, tarde o temprano, experimenta el conflicto, aunque tiene la potencialidad para resolverlo; sin embargo, algunas veces necesita un acompañamiento y ayuda especializada. Por eso, como Iglesia, nos comprometemos a multiplicar programas de atención a la familia. 69- Promover la creación de Centros de Atención a la Familia (Orientación Familiar) en las parroquias y la formación de parejas matrimoniales que estén capacitados para ofrecer una orientación adecuada en situaciones y momentos difíciles de la familia. 70- Se promoverá la participación de parejas y laicos especializados en la creación y funcionamiento de centros de atención a la mujer para ayudar a su formación humana y a su vida espiritual, y asesorarla sobre la maternidad y paternidad responsable en conformidad con la doctrina cristiana. Se les proporcionará apoyo a las jóvenes embarazadas para evitar el aborto, y acompañamiento espiritual de sanación en casos de post-aborto, abuso sexual y violación. 71- Promover con el apoyo de los departamentos nacional y diocesanos programas de formación de agentes numerosos y profesionalmente preparados en la pastoral y en las ciencias conexas con la familia. Se favorecerá la publicación de subsidios escritos y audiovisuales. 72- La pastoral familiar en coordinación con otras pastorales, especialmente con la pastoral de la Infancia, Pastoral Social y de Derechos Humanos, promoverá estudios actualizados sobre el maltrato y el abuso sexual infantil e implementará programas que incidan en la solución del problema. 73- Favorecer en la formación de los sacerdotes la capacidad de acompañar y orientar familias en conflicto. Conflictos y reconciliación en la familia. "La comunión familiar puede ser conservada y perfeccionada sólo con un gran espíritu de sacrificio. Exige, en efecto, una pronta y generosa disponibilidad de todos y cada uno a la comprensión, a la tolerancia, al perdón, a la reconciliación. Ninguna familia ignora que el egoísmo, el desacuerdo, las tensiones, los conflictos atacan con violencia y a veces hieren mortalmente la propia comunión: de aquí las múltiples y variadas formas de división en la vida familiar. Pero al mismo tiempo, cada familia está llamada por el Dios de la paz a hacer la experiencia gozosa y renovadora de la «reconciliación», esto es, de la comunión reconstruida, de la unidad nuevamente encontrada. En particular la participación en el sacramento de la reconciliación y en el banquete del único Cuerpo de Cristo ofrece a la familia cristiana la gracia y la responsabilidad de superar toda división y caminar hacia la plena verdad de la comunión querida por Dios, respondiendo así al vivísimo deseo del Señor: que «todos sean una sola cosa» (Jn 17, 21)." (Consejo Pontificio para la Familia, La familia cristiana: Una buena nueva para el tercer milenio) Situaciones de gran influencia en la familia. (CPV, Iglesia y Familia: Presente y Futuro, 1.2.) alcoholismo, consumo y tráfico de drogas, juegos de envite y azar... generadores de violencia, delincuencia y mucha conflictividad familiar... entre adolescentes, esto provoca la promiscuidad sexual, embarazos precoces y enfermedades de transmisión sexual. (19) creciente número de mujeres solas con hijos que tienen que recurrir a cualquier forma de trabajo, con graves consecuencias morales y sociales, como la violencia social, la esterilización, la prostitución y el aborto, generando una situación precaria de la familia. (20) los “niños de la calle”, sin hogar, alimentación, escuela. (22) familias que no pueden velar por sus propios ancianos. (23) deterioro galopante del poder adquisitivo lo cual pone a prueba la armonía y, aún más, la estabilidad de muchas familias y es causa importante de la acentuación de conflictos y del fracaso de muchas familias. Otras familias salen fortalecidas de la prueba. (24) pérdida de importancia del amor y el respeto al otro; en su lugar, aparecen la búsqueda del bien individual, del placer, la permisividad y la banalización de la sexualidad. La violencia doméstica, la paternidad irresponsable, el antinatalismo, la manipulación de la vida humana, la promiscuidad y la infidelidad son expresiones de esa crisis ética. (25) creciente pobreza y el desempleo que tienen graves consecuencias sobre las familias, la constante competencia, inestabilidad en el mercado de trabajo, carencia de viviendas obliga en unos núcleos familiares al hacinamiento y retrasa en otros el matrimonio. (26) los medios de comunicación social son vehículos de cultura y transmisión de valores que informan y unen; pero, en cuanto al tema de la familia, estos medios, en muchas ocasiones, resaltan una nueva cultura ajena a los valores cristianos. (27) Lectura recomendada (en el CD, "Documentación"): Concilio Plenario de Venezuela, Documento No 6, Iglesia y Familia: Presente y Futuro. Propuestas para el Taller 3 Inicio: Oración del V Encuentro Mundial de las Familias (final del documento) Elementos para la Motivación/Sensibilización: Lectura bíblica: Dar generosamente. (Lc 6, 34) Cartelera: Ilustrar situaciones positivas y negativas que influyen en la familia. Audición: Grabación, Los Conflictos en la Familia. Cine-foro: Conflicto de intereses, "Habana Blues" (2005). Elementos para el Diálogo: Concilio Plenario de Venezuela En su documento Iglesia y Familia: Presente y Futuro (Desafío 3), el CPV propone varias iniciativas para "Ayudar a afrontar y resolver los conflictos provenientes tanto del interior de la familia cuanto de los ámbitos sociales, políticos y económicos que inciden en ella". Selecciona y desarrolla con el grupo las que sean más relevantes y aplicables en su caso. También el CPV destaca realidades positivas, como la transmisión de valores, los grupos juveniles de apostolado, el "padrinazgo", y otros. Promueve las situaciones positivas. Presentaciones de diapositivas En la carpeta "Presentaciones" del CD, se encuentran tres archivos PowerPoint: "Centros de Orientación Familiar", "Paz y Perdón en la Familia" y "Violencia en la Familia", que contienen un rico material para una o varias reuniones sobre el tema de hoy. Tarea colectiva Crear un "Directorio" local de servicios de orientación familiar, y divulgarlo. Propuesta de Acción: Para el Taller 3, se propone como acción la búsqueda de condiciones y personal idóneo para iniciar un servicio de Orientación Familiar en la parroquia/comunidad. Oración final: Lectura en común de la Escritura. "El amor es paciente, servicial y sin envidia. No quiere aparentar ni se hace el importante. No actúa con bajeza, ni busca su propio interés. El amor no se deja llevar por la ira, sino que olvida las ofensas y perdona. Nunca se alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad. El amor disculpa todo; todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta.” (1Cor 14, 4-7) “Por eso, cuando presentes una ofrenda al altar, si recuerdas allí que tu hermano tiene alguna queja en contra tuya, deja ahí tu ofrenda ante el altar, anda primero a hacer las paces con tu hermano y entonces vuelve a presentarla.” (Mt 5, 23-25) "la violencia nunca engendra amor. la violencia engendra temor, mentira, sometimiento, perversión de los sentimientos, destrucción de la autoestima y, al fin, rebeldía y odio. nunca engendra amor." (v emf, valencia 2006) Tema 4 los padres: primeros y principales educadores de sus hijos Objetivo del Día: Identificar y defender el papel de los padres y de la familia en la educación integral de todo ser humano. Lectura previa Concilio Plenario de Venezuela Documento No 12, La Iglesia y la Educación 2. Actores de la educación 93- La familia es lugar privilegiado y natural de educación y un punto de referencia imprescindible en la educación de la fe, las relaciones interpersonales, los valores y en la ciudadanía responsable, democrática, solidaria, crítica y creativa. La educación de los hijos es un derecho-deber ineludible e inalienable de la familia (Cf. GE 2; FC 36; DP 1036). La familia no es dueña de los hijos, pero sí responsable de ofrecerles los medios que favorezcan su educación. Por tanto, ha de facilitar que se hagan dueños de su propia vida y destino y acompañarlos mientras se encuentren bajo su tutela. 94- Para realizar esta misión, los padres deben gozar de verdadera libertad en la elección del tipo de escuelas donde estudien sus hijos, y tienen derecho a que se imparta educación religiosa escolar en el credo que ellos elijan. A los padres cristianos, que confían la educación de sus hijos a las escuelas católicas, se les recuerda el deber de sostenerlas con las fuerzas que sean capaces y de colaborar con ellas en bien de sus propios hijos. "La Iglesia impulsa el matrimonio y defiende el protagonismo irreemplazable de la familia que, por derecho natural, tiene la función de procreadora, educadora y formadora de comunidad de amor y vida." (CPV, Iglesia y Familia: Presente y Futuro, 31) Constitución Nacional: (Artículo 76). "El padre y la madre tienen el deber compartido e irrenunciable de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos e hijas." Los Padres, primeros y principales educadores de sus hijos. “Los hijos tienen necesidad de la presencia y del cuidado de ambos padres, quienes realizan su misión educativa principalmente a través del influjo de su comportamiento. La calidad de la relación que se establece entre los esposos influye profundamente sobre la psicología del hijo y condiciona no poco sus relaciones con el ambiente circundante, como también las que irá estableciendo a lo largo de su existencia.” (Juan Pablo II, en Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, 8 diciembre 1994) "El derecho-deber educativo de los padres se califica como esencial, relacionado como está con la transmisión de la vida humana; como original y primario, respecto al deber educativo de los demás, por la unicidad de la relación de amor que subsiste entre padres e hijos; como insustituible e inalienable y que, por consiguiente, no debe ser ni totalmente delegado ni usurpado por otros." (Juan Pablo II, Familiaris consortio, 40) La educación requiere amar. "Sabemos bien que para que tenga lugar una auténtica obra educativa no basta una teoría justa o una doctrina que comunicar. Se necesita algo mucho más grande y humano, esa cercanía, vivida diariamente, que es propia del amor y que encuentra su espacio más propicio ante todo en la comunidad familiar,..." (Benedicto XVI, Roma 7 junio 2005) La educación debe enseñar a amar. "La familia está para enseñar a los hijos a salir de sí y sacrificarse por los otros, y para llevar a los padres a trascender su instalación en el presente, por amor, a quienes representan el futuro, transmitiéndoles lo bueno que recibieron y lo que ellos crearon, abriéndose a la novedad que representan." (CPV, Iglesia y Familia: Presente y Futuro, 39) ¿En qué está la falla al educar a los hijos que, cuando crecen, apartan a los padres mayores? ¿Existe una "educación en familia" consciente y organizada? "Son muchas las razones por las que las familias no asumen su responsabilidad educadora: no cuentan con las condiciones mínimas que les permitan crear un ambiente propicio; no pueden ofrecer, o no ofrecen de hecho, la dedicación indispensable para promover en sus hijos un crecimiento armónico e integral; encuentran dificultades para entablar una relación positiva..." (CPV, La Iglesia y la Educación, 25) La educación de los padres para educar. "Promover, a través de la pastoral familiar y organizaciones de las comunidades educativas, la formación y la capacitación de las familias en su importante misión como principales educadoras de sus hijos e hijas, de tal modo que ayuden a los padres a recobrar en el hogar el tono afectivo y la autoridad moral, pedagógica y cristiana." (CPV, Ibíd. 129) Lectura recomendada (en el CD, "Documentación"): Concilio Plenario de Venezuela, Documento No 12, La Iglesia y la Educación. Manifiesto AVEC, La Educación que Venezuela necesita (Segundo Borrador, 06-07-2005). Propuestas para el Taller 4 Inicio: Oración del V Encuentro Mundial de las Familias (final del documento) Elementos para la Motivación/Sensibilización: Lectura bíblica: Jesús en Nazaret. (Lc 2, 51-52) Cartelera: Ilustrar situaciones en las que los padres contribuyen para que sus hijos crezcan en sabiduría (conocimientos), estatura (desarrollo físico) y gracia (valores). Audición: Grabación, Los Padres, primeros y principales educadores de sus hijos. Cine-foro: Niños y valores, "Charlie y la fábrica de chocolate" (2005). Elementos para el Diálogo: Concilio Plenario de Venezuela Selecciona y desarrolla algunos puntos del documento La Iglesia y la Educación, sobre el derecho-deber y obstáculos de los padres como primeros y principales educadores. Documento "Escuelas de Padres” Presentaciones de diapositivas En la carpeta "Presentaciones" del CD, se encuentra el documento "Escuelas de Padres", que puede ser leído y comentado en el grupo, llegando a conclusiones propias. Preguntas para respuesta individual y conversación en grupo 1. ¿Tenemos conciencia del papel como padres, primeros y principales educadores? 2. ¿Qué dificultades encontramos para cumplir con esta responsabilidad? 3. ¿Asistimos a una Escuela de Padres? ¿Contribuimos a mejorar su contenido? 4. ¿Participamos, como padres, en la escuela y en otras instancias de educación? 5. ¿Estamos dispuestos a defender el papel de los padres como educadores? Tarea colectiva Crear un "Directorio" local de Escuelas de Padres, y divulgarlo. Propuesta de Acción: Para el Taller 4, se propone reunirse con los hijos, a fin de examinar con ellos cómo es y cómo pudiera llegar a ser la experiencia educativa en el hogar. Oración final: Oración de los Padres Educadores Señor, Tú que eres el único y verdadero Maestro, concédenos la gracia de ser, a ejemplo tuyo, maestros para nuestros hijos. Haz que seamos modelos de amor, confianza y comprensión. Haz que sepamos, con nuestra vida, educarlos en la libertad y, con sabiduría, capacitarlos para un auténtico compromiso hacia los demás. Haz que seamos capaces de hablarles de Ti y de enseñarles cómo hablar contigo. Haz que ellos se den cuenta que son amados y que sólo buscamos su verdadero bien. Jesús Maestro, gracias por habernos llamado a tu misma misión. Amén. “tus hijos no te piden la perfección. sólo quieren que les ames de verdad. les hace mucho daño verte falso y egoísta. les hace mucho bien experimentar cómo, por su amor, luchas contra tus limitaciones y defectos." (v emf) Tema 5 los derechos de la familia Objetivo del Día: Reafirmar a la Familia como célula fundamental de la sociedad y defender los Derechos que de ello se derivan Lectura previa "El Estado que quiere proveer a todo, que absorbe todo en sí mismo, se convierte en definitiva en una instancia burocrática que no puede asegurar lo más esencial que el hombre afligido cualquier ser humano necesita: una entrañable atención personal.” (Benedicto XVI, en Carta Encíclica Deus caritas est, 28) “Para promover los Derechos Humanos es necesario defender los derechos de la familia, puesto que a partir de ella se puede dar una respuesta plena a los desafíos del presente y del futuro.” (Juan Pablo II, Alocución en la fiesta de la Sagrada Familia, 1999) "He aquí, pues, la familia o sociedad doméstica, bien pequeña, es cierto, pero verdadera sociedad y más antigua que cualquiera otra, la cual es de absoluta necesidad que tenga unos derechos y unos deberes propios, totalmente independientes de la potestad civil." (León XIII, Carta Encíclica Rerum novarum, 9) "El respeto de la persona humana implica el de los derechos que se derivan de su dignidad de criatura. Estos derechos son anteriores a la sociedad y se imponen a ella. Fundan la legitimidad moral de toda autoridad: menospreciándolos o negándose a reconocerlos en su legislación positiva, una sociedad mina su propia legitimidad moral (cf. PT 65). Sin este respeto, una autoridad sólo puede apoyarse en la fuerza o en la violencia para obtener la obediencia de sus súbditos. Corresponde a la Iglesia recordar estos derechos a los hombres de buena voluntad y distinguirlos de reivindicaciones abusivas o falsas. (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1930) - “La importancia de la familia para la vida y el bienestar de la sociedad (cf. GS 47, 1) entraña una responsabilidad particular de ésta en el apoyo y fortalecimiento del matrimonio y de la familia." (Ibíd., n. 2210) Constitución Nacional (Artículo 75) "El Estado protegerá a las familias como asociación natural de la sociedad y como el espacio fundamental para el desarrollo integral de las personas. Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes, la solidaridad, el esfuerzo común, la comprensión mutua y el respeto recíproco entre sus integrantes. El Estado garantizará protección a la madre, al padre o a quienes ejerzan la jefatura de la familia." Los Derechos de la Familia Familiaris consortio, III, 46 (22-11-1981) "… la Iglesia defiende abierta y vigorosamente los derechos de la familia contra las usurpaciones intolerables de la sociedad y del Estado. En concreto, los Padres Sinodales(*) han acordado, entre otros, los siguientes derechos de la familia: -a existir y progresar como familia, es decir, el derecho de todo hombre, especialmente aun siendo pobre, a fundar una familia, y a tener los recursos apropiados para mantenerla; -a ejercer su responsabilidad en el campo de la transmisión de la vida y a educar a los hijos; -a la intimidad de la vida conyugal y familiar; -a la estabilidad del vínculo y de la institución matrimonial; -a creer y profesar su propia fe, y a difundirla; -a educar a sus hijos de acuerdo con las propias tradiciones y valores religiosos y culturales, con los instrumentos, medios e instituciones necesarias; -a obtener la seguridad física, social, política y económica, especialmente de los pobres y enfermos; -a una vivienda adecuada, para una vida familiar digna; -el derecho de expresión y de representación ante las autoridades públicas, económicas, sociales, culturales, y ante las inferiores, tanto por sí misma como por medio de asociaciones; -a crear asociaciones con otras familias e instituciones, para cumplir adecuada y esmeradamente su misión; -a proteger a los menores, mediante instituciones y leyes apropiadas, contra los medicamentos perjudiciales, la pornografía, el alcoholismo, etc.; -a un justo tiempo libre que favorezca, a la vez, los valores de la familia; -el derecho de los ancianos a una vida y a una muerte dignas; -a emigrar como familia, para buscar mejores condiciones de vida." (*) S.S. Juan Pablo II recoge y refuerza en su exhortación apostólica los derechos de la familia enunciados por el VI Sínodo de los Obispos, celebrado en Roma del 26 de septiembre al 25 de octubre de 1980, Propositio 42. Lectura recomendada (en el CD, "Documentación"): ''Carta de los Derechos de la Familia'' (Vaticano, 1983). Propuestas para el Taller 5 Inicio: Oración del V Encuentro Mundial de las Familias (final del documento) Elementos para la Motivación/Sensibilización: Lectura bíblica: No temas a quienes te amenazan. (Deut. 7, 17-19) Cartelera: Seleccionar e ilustrar los Derechos de la Familia de mayor relevancia. Audición: Grabación, Los Derechos de la Familia. Cine-foro: Familia perseguida, "La novicia rebelde" / "The Sound of Music" (1965). Elementos para el Diálogo: "Carta de los Derechos de la Familia'' En la carpeta "DOCUMENTACIÓN" del CD, se encuentra el texto completo de la "Carta de los Derechos de la Familia". Puede ser leída y comentada por el grupo, seleccionando aquellas áreas y derechos que tengan mayor relevancia para su experiencia actual. Preguntas para respuesta individual y conversación en grupo 1. ¿Qué Derechos de la Familia consideramos más vulnerados en la actualidad? 2. ¿Quiénes creemos que son los agentes que más vulneran estos Derechos? 3. ¿Cómo podemos defender estos Derechos frente a estas agresiones? 4. ¿En qué forma la acción conjunta puede facilitar esta defensa? 5. ¿Cómo y con quién podemos unirnos para defender los Derechos de la Familia? Tarea colectiva Diseñar un plan de acción en la parroquia, comunidad y/o localidad para realizar una campaña efectiva en defensa de los Derechos de la Familia. Propuesta de Acción: Para el Taller 5, se propone una acción individual o grupal relacionada con enviar cartas a los medios de comunicación impresos, cuando un Derecho fundamental de la familia sea o vaya a ser vulnerado. Oración final para concluir el ciclo de Talleres: Padre de todos los hombres, bendice a nuestras familias. Que la comunión entre los esposos sea sincera, profunda y respetuosa. Ayúdales a saberse colaboradores tuyos en la transmisión de la vida. Que los padres acierten en la educación de los hijos. Que los hermanos se acepten unos a otros y que compartan lo que son y lo que tienen. Ayúdanos a fortalecer la familia en el seno de la cual vivimos y a todas las familias donde se genera y fragua el hombre nuevo para una nueva sociedad. Perdónanos nuestros errores y danos lucidez y esperanza en las adversidades. Por Cristo nuestro Señor. Amén. Sagrada Familia de Nazaret, Ruega por nosotros. "quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen. la familia no es el invento de una religión, es patrimonio común de toda la humanidad. sus derechos son universales." (v emf) Los Consejos de Pastoral Familiar en el Abrazo en Familia Los Consejos de Pastoral Familiar son una nueva estructura de organización en la cual los delegados y agentes de pastoral, estarán más involucrados con la labor de apostolado que realizan, estudiando las acciones a seguir, valorando los programas, sugiriendo soluciones y coordinando los grupos para que los programas tengan mayor eficiencia y más alcance en la sociedad. La celebración de la Semana de la Familia, ampliamente conocida y apreciada por su contenido y misión, que es la de recuperar y vivir los valores familiares en nuestra sociedad, es la primera actividad de carácter nacional que será promovida en cada uno de los Consejos; buscando con ello que esta campaña adquiera un carácter permanente de acción durante todo el año. Después de constituido el Consejo Nacional y de Provincia, Diócesis y Parroquia se organizan bajo esta estructura. Características: Primera: Ser representativo, todos debemos trabajar para incluir a todas las instancias de la Iglesia que trabajan por la Familia; es poner en práctica la espiritualidad de la comunión, según corresponda en cada nivel de la estructura. Segunda: Cada miembro mantiene su carisma, somos iguales pero distintos en cuanto al servicio que presta cada uno. La espiritualidad de comunión une a los miembros, como con los primeros cristianos. Todos los carismas son dones del Espíritu Santo y debe estimularse la participación y la coordinación mutua. Participa en la Semana de la Familia, en tu hogar, en tu parroquia, en tu escuela, en tu comunidad. Un tiempo para celebrar y promover la dignidad de TU familia,... de TODAS las familias, porque: Oración V Encuentro Mundial de las Familias Valencia, 2006 Oh, Dios, que en la Sagrada Familia nos dejaste un modelo perfecto de vida familiar vivida en la fe y la obediencia a tu voluntad. Te damos gracias por nuestra familia. Concédenos la fuerza para permanecer unidos en el amor, la generosidad y la alegría de vivir juntos. Te pedimos, Señor, que nuestro tiempo sea un tiempo de intensa experiencia de fe y de crecimiento de nuestras familias. Ayúdanos en nuestra misión de transmitir la fe que recibimos de nuestros padres. Abre el corazón de los hijos para que crezca en ellos la semilla de la fe que recibieron en el bautismo. Fortalece la fe de nuestros jóvenes, para que crezcan en el conocimiento de Jesús. Aumenta el amor y la fidelidad en todos los matrimonios, especialmente aquéllos que pasan por momentos de sufrimiento o dificultad. Derrama tu gracia y tu bendición sobre todas las familias del mundo. Unidos a José y María, te lo pedimos por Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor. Amén.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home